domingo, 24 de junio de 2012

El Paraguay de los corruptos



Una historia para conocer el Paraguay de la corrupción, en manos de políticos que conforman un mafia organizada. La Camorra italiana se estructura a partir de un grupo de familias unidas que se reparten el mercado de la extorsión y los negocios ilícitos, de igual manera los partidos políticos paraguayos se reparten el dinero de los ciudadanos, enriqueciéndose de forma obscena, mientras el resto de sus compatriotas viven en penosas condiciones de subsistencia.


Descerebrados a cargo del Orden Público
dos policías nacionales dejan jugar con sus
armas reglamentarias a dos menores de edad.



Por señalar un solo ejemplo, traigo a colación una de las instituciones paraguayas donde se cocina la más escandalosa de las corruptelas: el Tribunal Superior de Justicia Electoral, TSJE.

Días antes del "Golpe de Estado institucional" contra Fernando Lugo, las manifestaciones públicas de ciudadanos indignados, hicieron posible la marcha atrás de la contratación de 10.000 militantes de los partidos políticos, como funcionarios electorales, práctica de uso habitual, establecida por los colorados, a fin de pagar con dinero público, de todos los ciudadanos, las campañas electorales.

Este tipo de prácticas que podrían resultar escandalosas en cualquier país civilizado, resultan habituales en Paraguay.

Siguiendo la vieja maña de que uno hace de malo y otro hace de bueno, en el conjunto de los partidos tradicionales y en cada uno de ellos, siempre parece alguno que se opone a la corruptela y otro que la lleva a buen término, pero al final siempre triunfa la corruptela.

Esta perla no tiene desperdicio:

Liliana Benitez, directora general de administración y finanzas del TSJE, se presenta ante los medios de comunicación para explicar lo sucedido y nos dice:

… que los contratados recomendados se distribuyen de la siguiente manera: 4.000 son de la ANR, 3.000 del PLRA, 2.500 del Unace y 500 se distribuyen los partidos pequeños, como País Solidario, Tekojoja, PPQ, entre otros. Aclaró que el PPQ ya no cobró más desde abril, según diría en otro medio, por "plagueones" (bronquistas).

Señaló que hay comisionados en los partidos políticos. En este caso, los partidos habilitan una planilla (Hoja) de asistencia del personal de la Justicia Electoral para que ellos puedan cobrar su sueldo. A los que no se les firman esa asistencia no se les paga, agregó.

Dijo que el TSJE necesita de los informes de los partidos políticos para poder justificar los pagos a los personales comisionados.

El TSJE había divulgado un comunicado pidiendo a los funcionarios que no asistan a sus lugares de trabajo hasta que la institución cuente con fondos. Además, el "ministro" (eufemismo con el que se refieren a los miembros del TSJE) Juan Manuel Morales sacó otra resolución al respecto. Se aguarda otra resolución definitiva sobre las 10.000 personas, luego de que las dos cámaras del Congreso hayan aprobado el veto del Poder Ejecutivo (Fernando Lugo) a la ampliación presupuestaria. (que ronda los 50 millones de dólares, es decir unos 37 millones de euros).

Hay otro grupo de 4.000 contratados que trabajan en la Justicia Electoral que "no son recomendados políticos", informó Liliana Benítez.


Calificó a este grupo de "contratados eternos" que son funcionarios "vitales" para la institución, de los cuales el TSJE no puede desprenderse. Dio a entender que este es el grupo que sabe y trabaja en materia de organización y técnica de elecciones.

Benítez pronosticó que los "contratados sin recomendación quedarían" y que el TSJE hará todo lo posible para que ellos cobren sus sueldos hasta diciembre, con aguinaldo.

Por otra parte, informó que la Justicia Electoral tiene 263 oficinas diseminadas en todos los departamentos del país, y cuentan con funcionarios temporales y permanentes.

La alta funcionaria, está casada con el diputado Luis Gneitting, (del Partido ANR, Clorado) el cual votó por la aprobación del veto, pero ella no está incompatibilizada para el cargo, ya que en Paraguay, si se aplicara una ley de incompatibilidades la mitad de los políticos tendrían que plantearse la emigración.



El TSJE de Paraguay cuenta con un presupuesto anual superior a los 115 millones de euros, un presupuesto claramente desorbitado, si se tiene en cuenta que las elecciones españolas de 2011 supusieron poco menos de 50 millones, de euros que se abonan a los partidos políticos después de celebradas las elecciones, en función de los resultados electorales, partida a la que hay que añadir el presupuesto de la Junta Electoral Central que supera en poco 500.000 euros anuales.

Estamos pues ante una dilapidación de dinero público


No se trata de una modelo, es la señora Liliana Benítez


La mismísima señora Liliana Benitez, abogada, comenzó como directora de relaciones internacionales del TSJE, lo cual le ha valido para estar presente en los ecos de sociedad de la prensa asuncena.

Pero no tardaría en mejorar su posición en el escalafón administrativo, pasando de la relaciones internacionales, a nada más y nada menos que a la Dirección General de Administración y finanzas del alto tribunal, en tan sólo cuatro años.

Se le ha visto en la recepción ofrecida por la Embajada de Taiwan en Asunción, a la que suelen asistir los sectores más reaccionarios del país, conviene recordar que Paraguay es de los pocos países que no mantienen relaciones diplomáticas con el gigante asiático, convertido en la segunda economía del planeta.


La corrupción en torno al alto tribunal llega a cotas inimaginables, así el mismísimo presidente del Congreso Oscar González Daher, fue imputado en su día, ya que su secretaria privada, Alelí Silva, antigua funcionaria del TSJE, logró colocar a su empleada doméstica y a los familiares de ésta en el TSJE, sin que cumplan ninguna función en la institución, es decir sin que den un palo al agua.


Para saber más sobre Paraguay y asomarse a la ventana de su futuro dejo los siguientes enlaces:



Si quiere saber a que se dedica la familia del nuevo presidente de el Paraguay, en este enlace nos informan: